Cultura | este jueves en el teatro presidente
.TAMAÑO DE LETRA
Compositor israelí cierra ciclo de conciertos de la Sinfónica Juvenil

El director y compositor israelí, Roni Porat, se encuentra en El Salvador para dirigir a la Orquesta Sinfónica Juvenil en su cierre de conciertos con invitados internacionales. Porat compartió con Diario La Página sobre sus orígenes en la música, su prolífica carrera y sus impresiones en su primera visita a El Salvador.

Última actualización: 06 DE DICIEMBRE DE 2012 10:23 | por Emerson Ayala

Foto cortesía de Roni Porat

Roni Porat, reconocido músico y compositor israelí, detiene el ensayo momentáneamente ante un error de tiempos de la orquesta. “No, vamos de nuevo, no pierdan de vista mis indicaciones”, repite en inglés a cerca de 80 jóvenes que conforman la Orquesta Sinfónica Juvenil (OSJ), quienes observan atentos y lo siguen al pie de la letra. Esta vez, de labios del maestro obtienen una efusiva felicitación por su “excelente trabajo”.

Con apoyo de la Embajada de Israel, Porat se encuentra en nuestro país para dirigir a la OSJ en el último concierto de su serie con directores invitados. En meses recientes, los jóvenes han demostrado su talento bajo la batuta del español Jaime Martín, de la Orquesta Filarmónica de Londres, así como la serbia Milena Injac, profesora y directora musical de la Universidad de Nis (Serbia).

Porat, músico residente en Jerusalén y además conferencista sobre liderazgo, conversó con Diario La Página sobre sus orígenes musicales, su propuesta artística “multidisciplinaria”, y lo que el público puede esperar en el concierto de este jueves. 

Talento innato

Nacido en 1958 en el poblado de Kibbutz Kedma, en Jerusalén, Porat confiesa que durante su infancia y adolescencia no tuvo ninguna inclinación hacia la música.

“Lo mío eran los deportes, de hecho”, dice el director, ahora de 54 años, durante el breve receso en uno de los ensayos. “Cuando tenía 21 años, mi hermana me regaló un disco con melodías de guitarra clásica. Me fascinó”, dice.

El disco contenía las interpretaciones del virtuoso español Andrés Segovia, a cuya sombra Porat comenzó a aprender, sólo por oído, en una vieja guitarra que le obsequió su hermana. “Aprendí a tocar un par de acordes simples, para impresionar a las chicas en las fiestas. Pero desde entonces me enamoré de la música”, asegura.

Continuó aprendiendo por su cuenta durante un año, tiempo en que fue acompañante de una amiga que estudiaba canto en la universidad. Así se convenció del talento innato que traía para la música.

En 1982, mientras estudiaba agricultura en la universidad, se desató el enfrentamiento armado en Líbano al que Porat fue enviado en servicio militar obligatorio. Al lugar se llevó sus viejos discos y su guitarra, trabajó como asistente médico en el campo de batalla, pero siguió desarrollando su asombroso don, tocando cada vez que podía.

“Alguien ahí me escuchó, me preguntó dónde había aprendido y le dije que todavía no había aprendido. Era un profesor de cello de Jerusalén”, dice Porat.

Luego de la guerra y tras tomar lecciones básicas de solfeo por un año, el maestro lo llevó a una audición en la Academia Rubin de Jerusalén, donde el joven fue aceptado para estudiar guitarra clásica. En el lugar se sintió “como Alicia en el País de las Maravillas”, asegura, rodeado de gente que había estudiado música desde los tres años.

Pero su talento lo llevó a continuar brillando en los seis años que duró su formación. A mediados del camino, descubrió que ser instrumentalista no llenaba sus expectativas, por lo que nuevamente cambió su camino y se dedicó a aprender dirección orquestal y composición.

“Nunca había estudiado composición pero lo hacía desde siempre. Mi estilo es multidisciplinario, me gusta involucrar la música con el teatro y el baile”, dice Porat, quien ha dirigido cerca de mil conciertos con diferentes orquestas en Israel. Muchos de ellos involucran números paralelos de actuación y danza, además de interacción con el público.

La idea de fusionar diferentes expresiones artísticas comenzó en sus días de estudiante. Cada verano empacaba su vieja guitarra, instrumentos musicales y artefactos de magia, y se dedicaba a hacer actos callejeros durante tres meses por toda Europa.
 

“Todos los veranos fui a Europa, en las calles hacía música, magia, malabares, comedia; involucraba a la gente y me daban buen dinero”, asegura entre risas. Esta rutina se extendió por ocho años, durante las cuales desarrolló su forma particular de hacer un “show”.
 

“En Israel me conocen y saben que hago conciertos especiales, hay colaboraciones con otras ramas del arte e interactúo con la audiencia. También me gusta hacer conciertos con jóvenes”, añadió. Como muestra de ello, este jueves dirigirá  cerca de 80 jóvenes salvadoreños en un concierto que promete ser espectacular.
 

“Todo en mi vida ha llegado tarde”

Entre sus múltiples logros, Porat fue cofundador y director inaugural de la Orquesta de Cámara “Yad Harif”, además de trabajar con la Orquesta Filarmónica de Israel, la Sinfónica de Jerusalén, entre muchas otras.
 

Entre sus presentaciones en Israel, sus trabajos originales y colaboraciones con decenas de artistas de todo el mundo, Porat ha llevado su talento a cerca de 500 mil personas.
 

Como músico, asegura que no ha viajado tanto. Estuvo en Hungría, República Checa, Alemania, Ecuador, Guatemala, y ahora en El Salvador por primera vez.
 

“Mi carrera internacional comenzó hace como tres años. Todo me llega bastante tarde en la vida. Eso me gusta, porque quizá muera a los 160 años, así que estoy feliz”, bromeó el músico.
 

Sin embargo, asegura que sus viajes alrededor del mundo los ha desarrollado por su otra profesión –la de conferencista sobre liderazgo, con la que capacita a altas gerencias sobre “dirección” de negocios de la forma en que funciona una orquesta. Es otra faceta muy exitosa de su vida, asegura.
 

A partir del 2010 comenzó su relación con Latinoamérica, al ser invitado a dirigir la Orquesta Sinfónica de Cuenca, en Ecuador. Fue en su más reciente viaje al país sudamericano que lo contactaron para venir a El Salvador como “embajador cultural” de su país.
 

“Soy un embajador cultural porque soy un artista y me gusta hablar, siempre digo cosas buenas sobre mi país, muestro lo bueno y que hay gente creando buen arte. Traigo un mensaje positivo. Soy un ser humano primero y segundo soy israelí”, dijo.
 

“La música aleja la violencia”

Luego de un par de ensayos con los jóvenes de la OSJ, Porat aseguró sentirse satisfecho con su desempeño, felicitándolos por iniciar su formación “mucho más jóvenes que yo”, dijo. Enfatizó la importancia del apoyo para el arte, que a su juicio ayuda a crear mejores ciudadanos.
 

“Estas oportunidades son geniales, los músicos clásicos son mejores personas puesto que entrenan sus oídos, en una orquesta tienen que aprender a escucharse unos a otros. Nos enseñan a escuchar y sirve mucho en la vida real, donde todo mundo quiere hablar y decir lo que piensa, escuchar es un don”, acotó.
 

Antes de su visita, Porat dijo que no sabía más allá de El Salvador que dos cosas: que había mucha violencia, pobreza y crimen; y que habían “muy buenas personas”.
 

“Eso es lo que oí, pero quería venir y verlo. Cuando me dicen que Israel sólo es guerra y violencia yo les digo que es basura, que vengan y visiten un país lindo con gente hermosa, como éste”, añadió.
 

Sobre los jóvenes salvadoreños a los que dirigirá, Porat dijo que han sido “maravillosos” y que ve un enorme potencial en todos ellos. Los instó a que continúen “trabajando e invirtiendo” su tiempo y talento con mucha disciplina.
 

“En países difíciles, donde no hay mayores alternativas para el arte, esto es un lujo, son dichosos. Deberían invertir en ello, tocar más, escuchar, disfrutar. No hay nada más alejado de la violencia que la música”, señaló. 
 

Entre las piezas a interpretar, hay una elegida específicamente por el director. Se trata de “Jerusalén de Oro”, compuesta en 1967 por Naomi Shemer, durante la Guerra de los Seis Días entre los países arábigos y su nación.
 

“Esta composición habla del pueblo, describe todo, las paredes, las calles... Fue escrita cuando mi nación enfrentaba mucho peligro, tiene un enorme significado para nosotros”, finalizó el compositor.
 

Información del evento

Concierto de la Orquesta Sinfónica Juvenil (OSJ) dirigida por Roni Porat (Israel)


Jueves 6 de diciembre en el Teatro Presidente, 8:00 p.m.
 

Donación general: $10.
 

Repertorio:

"Obertura de Nabucco" de Giusseppe Verdi
"Concierto N° 1 para clarinete y orquesta" de Carl Maria von Weber
“Jerusalén de Oro” de  Naomi Shemer
"Sinfonía N° 5", de Ludwing van Beethoven

 

 

El músico israleí Roni Porat durante ensayos con la Orquesta Sinfónica Juvenil. Foto: cortesía OSJ

Noticias Relacionadas:

(2) Comentarios

norma melara | 2012-12-06 08:20:22

Soy amante de la buena música, y felicito de corazón a este gran músico Roni Porat, por ese gran aporte para los mios. Desde ya le deseo un éxito rotundo para ese gran Concierto de la Orquesta Sinfónica Juvenil, que se llevara a cabo este día. Una cosa, más mi radio preferida es la clasica que todo el día me acompaña en mis horas de trabajo , las cuales son muchas. Bendiciones para todos. y sigan adelante. Que la Paz y el amor reine en sus corazones.

Buenísimo | 2012-12-06 06:11:02

Al fin una buena noticia entre tanta políticada. Hay que ir a disfrutar un rato de la sinfónica juvenil.

Envie su comentario:
Su Nombre:
Su e-mail:
Su comentario:
  Enviar

DIARIO LA PÁGINA se reserva el derecho de editar y/o publicar los comentarios vertidos por nuestros lectores de acuerdo con estándares que no permiten palabras soeces, acusaciones personales, calumnias, lenguaje de odio, racismo y antisemitismo. Las opiniones publicadas en este espacio son de absoluta responsabilidad de quien las escribe.

LA ENTREVISTA

Entrevista con seleccionado nacional de fútbol playa

Frank Velásquez: "Hicimos nuestro mejor esfuerzo por el amor a la camiseta"

Según palabras del ariete salvadoreño lo que mantiene vivo a este deporte es la garra y el empeño que han puesto en los partidos disputados a nivel mundial, por lo que evalúa como positiva su...ampliar

OPINION

Francesca Alvergue/Nutricionista

Cómo evitar subir de peso en las vacaciones

Caída libre / Zarko Pinkas

Putin, nacionalismo y el conflicto en Ucrania

ENCUESTA

¿Cuánto espera gastar en sus vacaciones de esta Semana Santa?