Diario digital de noticias de El Salvador
Opinión Opinión de USA Inmigración El Salvador
Como obtener la residencia permanente si es viudo de un ciudadano o residente de Estados Unidos
05 DE DICIEMBRE DE 2016 15:06 | por Gabriela de Mejía

La vida supone para cada ser humano la suma de retos, vivencias, triunfos y metas, las cuales son el motor que impulsa nuestros días. Para muchos, una de estas metas es formar una familia, encontrando una persona que acompañe el andar en esta tierra en el tiempo que Dios ha dispuesto para cada uno de nosotros.

Hoy en día, gracias a la tecnología, las personas se conocen e inician relaciones de múltiples maneras, ya que estas no solamente nacen luego de que los individuos se conocen personalmente, ahora es común que estas relaciones se desarrollen a distancia.

Videollamadas, redes sociales, entre otros, representan una vía cada vez más común para que el amor encuentre su camino y derribe fronteras; fruto de esto, se consolidan cada vez mas matrimonios de personas de diferentes nacionalidades.

Independientemente de la forma en la que tuvo su génesis la relación, una vez tomada la decisión de contraer matrimonio, en el común de los casos las parejas buscaran vivir juntos, por lo que en caso de que uno de ellos resida en otro país, la siguiente decisión que se deberá tomar es si vivir en El Salvador o en el país de residencia del cónyuge.

Desgraciadamente, como mencionamos al inicio de esta nota, la vida también presenta retos en el camino, algunos de estos más difíciles y complejos que otros, pero retos al fin que requerirán poner todo de nuestra parte para poder superarlos y que estos no supongan un estancamiento en nuestras metas.

Uno de los retos que la vida nos presentará será, ineludiblemente, la muerte de un ser querido, hecho que dejará su huella en nuestro ser y que requerirá de la persona enlutada un esfuerzo para superar el dolor que ésta pérdida supondrá.

Si la decisión personal o familiar es migrar al país del cual es ciudadano o residente uno de los cónyuges, en el caso de contraer matrimonio con un extranjero si esta unión es con un o una ciudadana o residente permanente de los Estados Unidos de América y esta persona fallece, podría pensarse que la posibilidad de migrar a aquel país se verá frustrada, sin embargo, no es así, por lo que dedicaremos esta entrega a compartir con nuestros lectores qué hacer si esta irreparable pérdida se presenta para iniciar o continuar el proceso de obtención de la residencia permanente, en este caso por viudez.

Como punto de partida, es importante compartirles que el requisito básico e ineludible para que un viudo pueda optar por un beneficio migratorio es que se haya celebrado legalmente el matrimonio.

Este matrimonio debió haberse realizado con un ciudadano estadounidense, ya sea que este haya alcanzado este estatus por nacimiento o por naturalización; o con un residente permanente, siempre y cuando este sea miembro de las fuerzas armadas de ese país, sin restricciones sobre el tiempo de duración de la unión conyugal.

Esta prerrogativa sobre la duración del matrimonio fue establecida en la ley a partir del 28 de octubre de 2009. Ya que con anterioridad a la modificación, era necesario que el matrimonio se hubiera celebrado al menos dos años antes del fallecimiento del cónyuge estadounidense para que su viudo o viuda pudiera obtener la residencia permanente.

Como en todo imprevisto, un viudo o viuda puede verse en algunos de los siguientes escenarios en el marco de su proceso de solicitud de residencia en los Estados Unidos de América.

1) Ya había sido presentada un petición familiar a favor del cónyuge. Este escenario se presentará si, previo al descenso del peticionario, ya había sido presentada la solicitud de petición familiar ante la oficina del Servicio de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés), mediante el formulario I-130.

En este caso, se deberá de notificar a USCIS o al National Visa Center (dependiendo de la etapa del proceso), sobre el fallecimiento del peticionario, lo cual dará paso a que dicha oficina realice el cambio correspondiente.

En el caso de que uno de los cónyuges contare con hijos menores de 21 años fruto de una relación previa, y no fueron peticionados como hijastros, el sobreviviente podrá solicitar su incorporación al proceso para que estos migren junto a él o ella.

Es importante aclarar que en este escenario será necesario evidenciar que el vínculo matrimonial era existente al momento del deceso del cónyuge. Igualmente se debe resaltar que mientras dure el proceso, el solicitante no podrá contraer nupcias nuevamente, ya que esto daría fin al proceso.

2) No fue presentada una petición familiar previo al deceso. En este escenario será necesario que el sobreviviente presente ante la oficina del USCIS el formulario I-360 (Petición para amerasiático, viudo, o inmigrante especial).

Es importante mencionar que la presentación de esta solicitud deberá realizarse en un lapso no mayor de DOS AÑOS contados a partir de la fecha del deceso del cónyuge. Igualmente podrá adicionar a la solicitud a los hijos del beneficiario si estos fuesen menores de 21 años.

Al igual que en el escenario anterior, será necesario evidenciar que el vínculo matrimonial no había sido disuelto previo al deceso y que no se ha vuelto a contraer nupcias mientras dure el proceso.

3) Cónyuge de residente permanente miembro de las fuerzas armadas. Los Estados Unidos de América tienen en alto el servicio militar, y como tal incorpora a su normativa una serie de prerrogativas para los miembros de sus fuerzas armadas, entre las que se encuentran unas de índole migratorio para él y su grupo familiar (cónyuge, hijos y padres).

Para el tema que nos ocupa, este será el único escenario en el cual un cónyuge de residente permanente puede iniciar o continuar un caso de petición familiar posterior al deceso de la pareja, sin embargo existen limitantes para que este beneficio proceda, y estos son:

* Que el residente permanente, miembro de las fuerzas armadas, sea o haya sido reconocido por sus servicios honorables en su desempeño.

* El residente permanente miembro de las fuerzas armadas falleció producto de lesión en el cumplimiento de su deber.

* El residente permanente, miembro de las fuerzas armadas, recibió la ciudadanía póstuma.

La prerrogativa para los hijos menores de 21 años del cónyuge sobreviviente, así como la limitante de contraer matrimonio mientras dure el proceso, se mantienen en este caso.

En esta entrega se presentan escenarios que suponen que el cónyuge sobreviviente, así como sus hijos de ser el caso, residen aún en nuestro país, por lo que el proceso para alcanzar la residencia pasa por completar las etapas del mismo, las cuales incluyen entre otras, el someterse a exámenes médicos, realizar los pagos correspondientes y presentarse a una entrevista a la embajada de los Estados Unidos de América en nuestro país, siendo en esta última etapa que un cónsul determinará a la luz de las evidencias si el solicitante es admisible en aquel país.

Como todas las semanas dejamos a su disposición nuestro correo para consultas o comentarios: usainmigracionelsalvador@gmail.com

 

(2) Comentarios

Wilfredo Mármol 2016-12-12 07:46:12

Gracias Licda. Mejía sus recomendaciones profesionales son muy significativas. Adelante ya que disfruto de sus artículos semana a semana, siempre hay temáticas novedosas.

lemus 2016-12-07 09:50:03

hola buenos dias, una consulta una petición de un residente a su esposa cuanto deben tener de casados y cuanto tarda ese proceso

Envie su comentario:
Su Nombre:
Su e-mail:
Su comentario:
  Enviar

Aclaración Importante

DIARIO LA PÁGINA se reserva el derecho de editar y/o publicar los comentarios vertidos por nuestros lectores de acuerdo con estándares que no permiten palabras soeces, acusaciones personales, calumnias, lenguaje de odio, racismo y antisemitismo. Las opiniones publicadas en este espacio son de absoluta responsabilidad de quien las escribe.

LA ENTREVISTA

Juan Valiente: "Lamento que Ciudad Mujer se haya convertido en tema de contienda política"

El diputado propone sacar de otra parte los recursos para los nuevos proyectos de Ciudad Mujer y no adquiriendo más deuda.

OPINION

Alejo Carbajal

El genio nace y se hace

Francisco José Fermán / Pensándolo bien...

La oposición política de ARENA

Pastor Toby jr.

No se trata de ti

ENCUESTA

¿Está de acuerdo con la aprobación del Presupuesto General de la Nación?