Diario digital de noticias de El Salvador
Opinión Opinión de Francisco José Fermán
El golpe de timón
12 DE DICIEMBRE DE 2016 15:08 | por Francisco José Fermán

Los neófitos de la política no saben que la corrupción es de la esencia del poder, y que además el poder no se puede ejercer sin dinero. La corrupción política es sistémica porque en las reglas del juego impone el poder y confunde a los políticos en sus procesos mentales y en sus actuaciones, y la clave para entender lo que está sucediendo es saber que el poder se alimenta del mismo poder y que para establecer el orden politico cuando ha sido violentado por actos de corrupción el poder les cobra a los trasgresores. Es historia viva que ayuda a entender el presente y permite imaginar el futuro, es decir, es parte constitutiva del poder investigar cualquier hilo de conducta en contexto de máxima tensión, al momento de investigar y recabar la prueba relativa a los delitos a efecto de poner a disposición de los tribunales competentes a los involucrados en las estructuras delictivas de corrupción y dichos tribunales competentes inicien los procesos penales contra los que resultaren involucrados en dichos ilícitos.

Es lógico que muchas cosas no se saben, o no se entienden a cabalidad, en la interpretación y análisis de los hechos y sucesos políticos por la naturaleza misma del poder, que tales extremos se mueven en el máximo secreto y ocultamiento; en consecuencia, todo de lo que se conoce resulta sorprendente, pero siempre apegado a la objetividad para conocer y valorar lo sucesos políticos. 

Medrar y trepar en política se vuelve una pericia, pero muy lejos de hacer algo bueno por el país y menos por y para el pueblo. En política el poder económico es relativo, como también es lo transitorio del poder politico; lo que si es cierto es que los cargos públicos son la mejor escuela para la formación política; pero lo irónico del caso es que cuando apenas empiezan los funcionarios a tener conocimiento del manejo del poder está por terminar el período de su nombramiento; pero también nos percatamos irónicamente que de nada les valió tal experiencia para su formación política, ni para el progreso de su imagen y, ni siquiera, para la mejoría de su estilo, porque salen tan ignorantes como cuando entraron a desempeñar los cargos públicos; lo cierto del asunto es que los cargos públicos dan atributos y generan deformaciones; generalmente, no portan caracteres muy dignos de considerarse por que tales funcionarios salen involucrados en casos de corrupción por enriquecimiento ilícito de los fondos públicos .

Insertarse y articularse en el contexto de la política nacional significa un ejercicio que permite el entrenamiento de análisis profundos; pero el caso es que no basta solamente el entrenamiento aludido, sino que también hay que contar con un segmento de atribuciones personales, es decir, que se requiere forzosamente de una sólida aleación de dichos elementos. A los hombres de gobierno se les conoce por sus palabras que componen discursos, pero a la vez se compara su dicho con la realidad y sus obras. Es así como el gabinete es el tarot de la política que no permite discursos que se equivoquen en sus mensajes, ni en sus pronósticos, sus mensajes no pueden estar cargados de significados llenos de falsedad y carentes de sentido y categorías políticas más que todo cuando se tocan cifras e índices económicos que son atingentes también a las finanzas públicas del Estado. Los equipos de gobierno no solo significan el valor intrínseco de sus propias capacidades, sino que, además, implican múltiples mensajes he indicios de las pretensiones y de las proyecciones de una gestión gubernamental, es necesario un equipo de muy buenas credenciales y de muy sólida confiabilidad por si fuera poco, para abrir su propio espacio y su propio estilo. Lo más importante es saber las motivaciones de la designación del funcionario, es decir, los motivos que impulsaron a quien hizo el nombramiento y las circunstancias en que el nombramiento se ejecutó; en tal sentido, determinar si el nombramiento es por el pago de deuda política, si fue una calculada alianza de grupos, si fue el depósito de una confianza personal, si fue por favoritismo como amigo o parentesco y porque bien no había otra persona por aceptar el cargo.

 

(1) Comentarios

Quique 2016-12-17 08:37:09

Hey Sr.Ferman: escriba para todos, escriba algo que todos podamos disfrurar leer y entender con facilidad. Sus opiniones son leídas por muchos, pero no hay muchas respuestas a su opinión porque su escrito es muy complicado, tal parece que usted quiere dejar en la luna a sus lectores. Recuerde: somos Salvadoreños los lectores de La Página, y a los Salvadoreños no nos gusta leer algo aburrido, no todos somos catedráticos como usted, comprenda eso por favor.

Envie su comentario:
Su Nombre:
Su e-mail:
Su comentario:
  Enviar

Aclaración Importante

DIARIO LA PÁGINA se reserva el derecho de editar y/o publicar los comentarios vertidos por nuestros lectores de acuerdo con estándares que no permiten palabras soeces, acusaciones personales, calumnias, lenguaje de odio, racismo y antisemitismo. Las opiniones publicadas en este espacio son de absoluta responsabilidad de quien las escribe.

LA ENTREVISTA

Entrevista

Howard Cotto: "Tenemos una reducción de 65.3% de homicidios en todo el país"

[VIDEO] El director de la PNC estuvo en "La Entrevista de Orbita Tv" donde habló de los crímenes, el caso "Destape a la Corrupción" y la presunción de inocencia, entre otros.

OPINION

Francisco José Fermán / Pensándolo bien...

El destilado del Poder Político

Francisco Figueroa

El Salvador sin muletas

ENCUESTA

¿Qué opino sobre las nuevas medidas migratorias del presidente de Estados Unidos Donald Trump?