Diario digital de noticias de El Salvador
Opinión Opinión de USA Inmigración El Salvador
Petición de residencia a un hijastro por parte de un ciudadano de Estados Unidos
12 DE DICIEMBRE DE 2016 15:21 | por Gabriela de Mejía

El matrimonio supone la unión de dos personas que desean compartir sus caminos, en los cuales encontraran alegrías, tristezas, responsabilidades, entre muchas otras cosas que, en suma, afianzarán los lazos que los sostendrán cuando las tempestades asomen a sus vidas.

Cada familia encontrará sus propios motivos que representen el combustible necesario para el esfuerzo que les permita afrontar con ahínco los retos cotidianos, siendo común que la llegada de los hijos otorgue a las familias ese aliciente y empuje.

Desgraciadamente existen muchas circunstancias que podrían ocasionar que la familia se disuelva y que los hijos queden al resguardo de uno de los progenitores, siendo común que la atención de estos pequeños absorba de gran manera el tiempo de aquel o aquella en quien recae la crianza de los descendientes.

Esto último no es un obstáculo para que estas personas encuentren nuevamente el amor y busquen formar una nueva familia. Sin embargo, esto supone la unión no solo de los enamorados, sino que a esta nueva familia se incorporarán los hijos de la relación anterior, ya sea de uno o de ambos cónyuges.

El escenario cobra otras dimensiones cuando uno de los cónyuges es un ciudadano estadounidense y los planes de los nuevos esposos son que el grupo familiar resida en el país del extranjero, lo cual requerirá que se realicen los procesos de petición familiar, tanto para el o la esposa salvadoreña como para sus hijos, es decir, los hijastros. Este será el tema que desarrollaremos esta semana, compartiendo con nuestros lectores una introducción sobre el proceso que ha de llevarse a cabo para la petición de un hijastro por parte de un ciudadano de los Estados Unidos de América.

Es importante aclarar que la petición directa a un hijastro aplica únicamente en los casos de que uno de los cónyuges, el peticionario indistintamente el sexo, sea ciudadano estadounidense, ya que para los residentes permanentes el proceso para peticionar a hijos de una relación previa de cónyuge es distinto.

El requisito inicial y básico para que proceda una petición a hijastro es que la pareja haya contraído matrimonio legalmente, es decir que para efectos de este proceso, no serán válidas relaciones de noviazgo o uniones de hecho.

Una vez celebrado y registrado el matrimonio de acuerdo a la ley, será necesario que se cumplan dos requisitos para que un hijastro pueda en primer lugar, ser considerado como tal, y en segundo lugar, pueda verse beneficiado de una petición; estos requisitos son:

1) Deberá tratarse de hijos biológicos o legalmente adoptados del cónyuge salvadoreñopor lo que no podrán ser considerados como hijastros a hijos de crianza o que el vínculo sea de tutor legal.

2) La petición podrá iniciarse únicamente para aquellos hijos del cónyuge que sean o hayan sido menores de 18 años al momento de haberse celebrado el matrimonio.

Si los requisitos anteriores se cumplen, será posible que el cónyuge ciudadano de los Estados Unidos de Norteamérica presente una petición a favor del hijastro, sin embargo existirá una diferencia en este de acuerdo a la edad que tenga el hijastro al momento de presentarse la solicitud a su favor, siendo los posibles casos los siguientes:

* El hijastro es soltero y menor de 21 años.

* El hijastro es casado, independientemente su edad, o es mayor de 21 años.

Cuando se presenta una petición familiar a favor de un hijastro y este es soltero menor de 21 años, supone una gran ventaja para el proceso, ya que esta categoría no cuenta con un límite de visas de inmigrante al año, por considerársele familiar inmediato del peticionario, lo cual implica que el tiempo de espera para el proceso será bastante corto.

El trámite iniciará con la presentación del formulario I-130 ante la oficina del Servicio de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos de América (USCIS por sus siglas en inglés), debiéndose de presentar, en caso de ser varios hijastros, uno por cada beneficiario, acompañando la solicitud con la prueba de la unión conyugal, partidas de nacimiento y demás documentos necesarios. Igualmente será necesario realizar el pago de la tarifa correspondiente por cada solicitud, es decir que de ser el caso que se peticiones varios hijastros, deberá pagarse el cánon establecido por cada uno de ellos.

De ser aprobada la solicitud por USCIS, el proceso continuará en el Centro Nacional de Visas (NVC, por sus siglas en inglés), quienes luego de realizar su proceso propio remitirán el caso a la embajada norteamericana en nuestro país, donde se autorizará o negará la visa de inmigrante.

El escenario cambia cuando el hijastro es mayor de 21 años o es casado, ya que supondrá esperar a que su fecha de prioridad sea alcanzada con base al número de visas disponibles para la categoría de la petición, pudiendo llegar a demorar varios años a que esto suceda.

Un hijastro soltero mayor de 21 años entraría en la categoría de petición F1, las cuales a la fecha se están procesando aquellas solicitudes presentadas el primero de diciembre de 2009, representando para este grupo de solicitantes al día de hoy, una espera de 7 años.

En cambio un hijastro casado se encontrará en la categoría F3, cuyas solicitudes, según el boletín vigente, están siendo procesadas al 15 de febrero de 2005, suponiendo una espera de más de 11 años.

Independientemente del tiempo de espera, el proceso será igual que en el caso de los hijastros menores, debiendo presentar el formulario I-130 por cada hijastro peticionado, anexando las pruebas pertinentes y cancelando los aranceles correspondientes.

Como todas las semanas dejamos a su disposición nuestro correo para consultas o comentarios: usainmigracionelsalvador@gmail.com

 

(1) Comentarios

Carlos Arturo Hernández 2016-12-16 15:43:38

Puede un hermano paterno, pedir a su hermano de otra relación

Envie su comentario:
Su Nombre:
Su e-mail:
Su comentario:
  Enviar

Aclaración Importante

DIARIO LA PÁGINA se reserva el derecho de editar y/o publicar los comentarios vertidos por nuestros lectores de acuerdo con estándares que no permiten palabras soeces, acusaciones personales, calumnias, lenguaje de odio, racismo y antisemitismo. Las opiniones publicadas en este espacio son de absoluta responsabilidad de quien las escribe.

LA ENTREVISTA

Juan Valiente: "Lamento que Ciudad Mujer se haya convertido en tema de contienda política"

El diputado propone sacar de otra parte los recursos para los nuevos proyectos de Ciudad Mujer y no adquiriendo más deuda.

OPINION

Alejo Carbajal

El genio nace y se hace

Francisco José Fermán / Pensándolo bien...

La oposición política de ARENA

Pastor Toby jr.

No se trata de ti

ENCUESTA

¿Está de acuerdo con la aprobación del Presupuesto General de la Nación?