Diario digital de noticias de El Salvador
Opinión
El Salvador sin muletas
13 DE FEBRERO DE 2017 10:03 | por Francisco Figueroa

En noviembre de 1989 se terminó el mundo bipolar de capitalismo y socialismo real con la caída del muro de Berlín, y en la ocasión los países del tercer mundo aliados de la URSS debieron pagar los platos rotos de aquél proyecto que se derrumbaba, como les sucedió a Cuba y Vietnam. Definitivamente tuvieron que aprender a caminar sobre sus propias piernas.

El muro representaba la división entre dos ideologías y una confrontación geopolítica que se conoció como guerra fría.

El mundo que surgió de aquel evento, fue momentáneamente monopolar, Rusia fue humillada y debió renacer desde las cenizas y reconfigurar sus políticas internas y su estrategia geopolítica.

17 años después vivimos en mundo multipolar. China como primera potencia comercial, la India, China, Sudáfrica, son ahora economías mucho más fuertes y han logrado avanzar en sus propios proyectos de país desde ser economías emergentes. El mundo ahora no es un campo de batalla entre dos ideologías; el mundo ahora tiene una brecha más pavorosa: países ricos y países pobres.

El mejor símbolo de esto es el muro que pretende construir el nuevo presidente de los Estados Unidos en la frontera con México. El muro de Berlín simbolizaba la brecha de ideas y maneras de ver el mundo, y lo que el muro de México simboliza es el deseo de olvidar que hay al otro lado de la frontera una sociedad que habita en la pobreza.

Frente a una realidad como esta podríamos, como muchos lo hacen, creer que Estados Unidos está obligado a seguir “ayudando” a los países pobres. Otros, desde una perspectiva más fría creen que la política exterior de Trump es insostenible incluso para la propia economía estadounidense.

Pero algo que definitivamente va a suceder, independientemente del análisis que se haga de este nuevo muro entre riqueza y pobreza, es que nuestras economías ahora deben aprender a caminar sin las muletas. Pero ¿cuáles son esas muletas?

Las dos más importantes son: la migración y las remesas. Una ha conllevado a la otra. La primera ha significado que frente a la falta de oportunidades de superación en nuestro país, cientos de miles de compatriotas iniciaron sus vidas productivas o buscaron sus ingresos en la “tierra de las oportunidades”

De las remesas que ellos enviaron se ha mantenido nuestra economía, pero este hecho ha creado dos consecuencias naturales: una economía artificial basada en el consumo y no en la productividad y, por otro lado, el acomodamiento de muchas familias que les lleva a ser improductivas, atenidas a la remesa.

Estas son las dos muletas que amenazan con caer. El Salvador debe caminar sobre sus piernas “tembeleques”.

Nuestra economía ha hecho lo que no le ha generado rentabilidad. Es el momento de iniciar una nueva historia, una nueva historia que nos haga responsables de nuestro propio destino, asumiendo el compromiso insoslayable e improrrogable de ser más productivos y autosuficientes.

La lucha ideológica de la guerra fría terminó con el muro de Berlín; ahora debemos derrumbar los muros que internamente nos dividen y nos impiden buscar una economía más pragmática, basada en la necesidad de combatir la pobreza, no la ideología.

 
(4) Comentarios

Joaquín Ayala Larrama 2017-02-21 12:08:03

Excelente enfoque. Más no diría que se trata de muletas, sino de andamios sobre los que se montó el modelo de servicios y logístico para El Salvador. Lamentablemente el modelo es muy limitado y requiere a la base una sociedad poco educada, con escasas oportunidades y de una violencia en auge; sólo así se entiende el círculo vicioso que Ud. llama las muletas, pero que para los empresarios que diseñaron y sostienen el modelo es un circulo virtuoso, de muchas oportunidades. Lástimas que los beneficiados sean para tan pocos.

Felipe 2017-02-17 05:54:07

Es más El Salvador nunca a necesitado de muletas, para la vida económica y productiva, el problema es la mala distribución de la riqueza, la corrupción de los políticos y del poder económica, y por ende la injusticia social. De tener principios y valores, jamás estuviéramos como estamos.

Juan interiano 2017-02-15 16:16:04

Buen analisis. Pero que estamos haciendo. Se esta impulsando el proyecto ndl nuçleos desarrollo local en san salvador ilopango san san vicente jiquisco pto el triunfo con el cual se sustituyen importaciones y se certifican y forman compegencias que vuelven productivas a estas microempresas. Ver www.desarrolloteritorialinfo.wordpress.com y navegue por diferentes secciones

Fernando 2017-02-14 09:15:06

De acuerdo Sr.Figueroa, lo que usted opina es cierto. El Salvador tiene que aprender a vivir sin depender tanto de las remesas, pues se ve que en el futuro no nos quedará otra alternativa. Muy cierto lo que usted Sr.Figueroa dice, la economía de El Salvador es falsa, vemos todos esos centros comerciales donde la gente va a comprar con dinero generado por remesas. Fuerza laboral es lo que más exporta El Salvador a Estados Unidos, y para más fregar...ilegalmente, la exportación de fuerza laboral se convirtió en la industria principal de El Salvador. Triste realidad.

Envie su comentario:
Su Nombre:
Su e-mail:
Su comentario:
  Enviar

Aclaración Importante

DIARIO LA PÁGINA se reserva el derecho de editar y/o publicar los comentarios vertidos por nuestros lectores de acuerdo con estándares que no permiten palabras soeces, acusaciones personales, calumnias, lenguaje de odio, racismo y antisemitismo. Las opiniones publicadas en este espacio son de absoluta responsabilidad de quien las escribe.

LA ENTREVISTA

Entrevista

Howard Cotto: "Tenemos una reducción de 65.3% de homicidios en todo el país"

[VIDEO] El director de la PNC estuvo en "La Entrevista de Orbita Tv" donde habló de los crímenes, el caso "Destape a la Corrupción" y la presunción de inocencia, entre otros.

OPINION

Francisco José Fermán / Pensándolo bien...

El destilado del Poder Político

Francisco Figueroa

El Salvador sin muletas

ENCUESTA

¿Qué opino sobre las nuevas medidas migratorias del presidente de Estados Unidos Donald Trump?