Diario digital de noticias de El Salvador
Opinión Opinión
Educación y agua
19 DE JUNIO DE 2017 17:27 | por Siro Edgardo Monterrosa
Desde hace mucho tiempo, el agua en El Salvador se ha convertido en un bien escaso a pesar de las importantes cantidades de lluvia que se reciben durante el invierno.

También el agua tiene varios años de estar siendo utilizada como un producto comercializable, con la idea de que el agua natural que poseemos no es apta para el consumo humano debido a las grandes cantidades de contaminantes que posee y que para conservar la salud, es mejor consumir agua envasada.

Algunas empresas han estado explotando los mantos acuíferos durante décadas de manera privada en sus sistemas de producción y vertiendo en los riachuelos sus desechos contaminantes. Otras, simplemente la extraen con la finalidad de venderla después de un proceso de purificación, sin que paguen el uso de los mantos del subsuelo los cuales pertenecen al Estado.

Han pasado cinco años desde que se presentó una Ley General de Aguas que busca definir y regular el uso del agua del territorio; su tratamiento, retención y recuperación. Pero esta ley no ha sido debatida y ni siquiera analizada.

Recientemente los mismos sectores que han venido explotando el recurso con fines comerciales, presentan una iniciativa de ley que entre sus articulados introduce el concepto de gestión del agua por privados.

La iniciativa merece analizar algunas consideraciones importantes:

1- El agua es un elemento esencial de la vida. La vida es un derecho fundamental consagrado en la Constitución de la República.

2- El agua en estado natural, debe ser preservada porque se vincula con la salud. El consumo o uso de agua contaminada conduce a diversas enfermedades y puede desembocar en la muerte.

3- Nuestro medio geográfico ha sido llevado al extremo de ser incapaz de contener el agua que llueve y rellenar los mantos acuíferos subterráneos, los cuales año con año bajan de nivel y es casi imposible que se recuperen bajo las condiciones existentes.

4- La visión privada en nuestro medio sigue siendo de baja inversión y máxima obtención de ganancias, lo cual no puede ser aplicado al agua por ser un bien natural fundamental.

Lo que hasta ahora hemos logrado debido a nuestra propia necesidad, desinterés o deficiente formación sobre el agua, ha sido una alta deforestación que permite que el agua corra superficialmente, arrastrando el suelo hacia las cuencas, generando el problema de asolvamiento de ríos, lagos y esteros.

Hemos sido capaces también de permitir urbanizaciones y construcciones de centros comerciales sobre zonas de reserva acuífera lo cual ha conllevado una nula infiltración y el desbordamiento con inundaciones de quebradas y ríos que, en más de alguna ocasión, han causado tragedias importantes. Esta situación es evidente en el caso de la exfinca El espino y sus alrededores para el caso del gran San Salvador.

Hemos sido incapaces de crear la cultura de protección del agua en los ciudadanos, de manera que a nivel individual y familiar pudiésemos tener las herramientas cognitivas y la voluntad de proteger este recurso a través de prácticas no contaminantes, protegiendo las zonas de recarga, reforestando las cuencas, no desperdiciando el líquido, etc.

Las empresas constructoras han demostrado un desprecio total a la conservación del agua, construyendo en cualquier lugar, vertiendo sus desechos sin tratamiento, evitando el costo de plantas de tratamiento de residuos y dejando de perforar pozos de infiltración para devolver el agua lluvia al suelo.

El Estado ha sido incapaz de luchar contra los depredadores del ambiente que nos conducen a la desertificación real en pocos años. Ya sea por falta de conocimiento, falta de voluntad, presiones político-económicas o simple inercia.

Ciudadanos y ciudadanas: debemos tomar en nuestras manos y bajo nuestra responsabilidad el tema del agua. Para ello necesitamos estar informados, conocer sobre la forma en que el agua se produce, se contamina, se utiliza y se desperdicia. Organizarnos para defender nuestro derecho al agua natural a bajo costo, manejada por el Estado o por las municipalidades de manera que no se convierta más en un artículo de comercio.

Cada uno debemos velar por evitar la contaminación, por reforestar nuestro entorno, por evitar el desperdicio y por adoptar maneras adecuadas de dar tratamiento al agua servida de nuestras actividades cotidianas.

Por el momento, el llamado es a los legisladores para que no dejen pasar una ley que convierta a las personas en esclavos del comercio del agua. Llamarles a apoyar una ley general de aguas que esté al servicio de la población y bajo su administración y protección directa. Aprobar leyes en las que se intervenga de manera drástica sobre personas o empresas que hacen negocio del agua y que la están convirtiendo en un artículo de lujo.

El llamado también al sector educativo, de todo nivel, a promover debates sobre la situación hídrica del país, buscando soluciones viables, sostenibles y participando activamente de acciones de conservación y recuperación del recurso, para que en un futuro no nos veamos en la necesidad de matarnos por un vaso de agua. 

(4) Comentarios

Prestigio 2017-06-23 12:41:35

El problema es que solo las capas de bajos ingresos rechazan la privatización del agua, pero la demás gente que gana de $500 para arriba andar con una botella de agua es parte del "status" que dice tener, por tal razón a este tipo de gente le es indiferente aprueben o no la ley de aguas, o sea por la alienación.

Fernando 2017-06-22 10:39:06

El agua es un recurso natural, por lo tanto no debió nunca haberse privatizado, todo ser viviente en este planeta tiene derecho a agua. Malditas esas corporaciones que hacen millones lucrándose del agua.

Néstor España 2017-06-21 11:31:49

Excelente artículo... es agua no debe ser mercancía.. debe declararse derecho humano....aquí, por hacer prevalecer el mercado por sobre las sociedades...por adorar al Dios dinero.. se pliegan a contribuir con las empresas que comercian con el agua....los legisladores deben velar por los intereses de los humildes para trascender en la historia...no deben permitir que el acceso al agua sea para el mejor postor... de los que más tienen...y que son una minoría en nuestro país....

salvador candray 2017-06-20 16:25:34

BUENA EXPOSICION: El requerimiento de una buena Ley no esta en los recursos, si no en la ambición de sus Presidentes que la han administrados como ANDA y Otras Empresas, la corrupción y el compadrazgo han sido presa de esta anomalía, enderezar esta gente que vive de la explotación del hombre por el hombre, solo con una constituyente a favor del pueblo se puede enderezar

Envie su comentario:
Su Nombre:
Su e-mail:
Su comentario:
  Enviar

Aclaración Importante

DIARIO LA PÁGINA se reserva el derecho de editar y/o publicar los comentarios vertidos por nuestros lectores de acuerdo con estándares que no permiten palabras soeces, acusaciones personales, calumnias, lenguaje de odio, racismo y antisemitismo. Las opiniones publicadas en este espacio son de absoluta responsabilidad de quien las escribe.

LA ENTREVISTA

Vicente Coto al frente del DNM bajó los precios de medicamentos y hoy busca ganar alcaldía de Santa Tecla

Vicente Coto luego de servir en el ISRI y la Dirección Nacional de Medicamentos, hoy busca servir a los tecleños si le dan la oportunidad de ser su alcalde desde el 1 de mayo del 2018.

OPINION

ENCUESTA

¿Qué equipo será el campeón de fútbol salvadoreño?